A febre de venda por aplicativos de mensagens